no without style

¿Queréis ver qué me pongo día a día? ¿Queréis saber cómo personalizo mi ropa? ¿O por el contrario os gusta más saber las tendencias? Si es así, o si os interesa cualquier cosa relacionada con la moda, este es vuestro sitio.

miércoles, 5 de junio de 2013

The way I see it: ¿No deberían ayudar?


¿Qué puedes hacer cuando quien se supone que te tiene que ayudar a formarte no hace más que disminuir tus ganas de conseguir aquello con lo que siempre has soñado? Esa ha sido una de las razones por las que he estado tan ausente por aquí estas últimas semanas, además del agobio propio de la época de exámenes.

Yo nunca he sido de quejarme y siempre he ido hacia delante, el ejemplo más claro lo tengo en que cuando falleció mi madre, me puse a estudiar para los exámenes finales y para el selectivo. El caso es que algo ha cambiado. ¿Qué ha cambiado dentro de mi? No lo sé, si lo supiera no estaría así, eso seguro.


Siempre se ha hablado del bulling en los colegios, del maltrato tanto psicológico como físico entre compañeros, de alumnos a profesores, entre compañeros... Nadie habla nunca de los efectos que puede tener en un alumno las palabras, no sé si malintencionadas o no, de los profesores. 

Cuando alguien te dice que tienes una sintaxis oscura, que no sabes formular ideas y demás cosas por el estilo, te hunde un poco.  Cuando alguien te atribuye errores de los demás y dice que tú has dicho cosas que, en realidad, ha explicado otra persona de tu grupo de trabajo en una exposición y prácticamente te dice que no sabes hablar correctamente, entonces te hunde un poquito más. Todo esto teniendo en cuenta que tengo una matrícula de honor en Expresión Oral y Escrita para los Medios de Comunicación (sí, lo tenía de resaltar de alguna forma para autoconvencerme de que tan mal no lo puedo hacer). 

Después, cuando ves que hay muchas diferencias en la forma de tratarte a ti y en la forma en que trata a tus compañeros, ya sea a nivel de contestar preguntas o cuando le dices que necesitas saber una cosa porque en una semana tienes una operación y le da completamente igual, ahí ya crees que no puedes más. ¿Dónde está la humanidad de las personas? 

A todo esto hay que añadir los comentarios que se escuchan en clase por parte de más compañeros que no quieren ir a preguntar nada por "miedo" a las contestaciones.

Pero la cosa no acaba ahí. Cuando una tarde tienes que ir a urgencias porque te ha dado un ataque de ansiedad por culpa de ciertos correos con un tono algo más subido de lo normal que envía la misma persona a toda la clase, ¿qué haces? Le pides una tutoría y te dice que te tienes que ceñir a un horario, aunque tengas que cambiar el día y la hora del médico y aunque después te enteres de que sí que está recibiendo a compañeros. Como no hace caso vas a hablar con un superior, tampoco te hacen caso. Tu padre te acompaña a hablar con ella por el estado de nervios en el que te encuentras y no sacáis nada en claro... ¿Qué más me queda? Poner una reclamación que, después de 19 días, aún no han contestado desde la universidad. 

Y así estoy yo en estos momentos, con un estado de nerviosismo extremo, preocupando a mi familia que no hace otra cosa más que apoyarme, y sin saber qué hacer con mi futuro. Sin saber si seguir en la universidad en al que estudio ahora y donde estoy teniendo todos estos problemas, o cambiarme a otra donde tengo conocidas que han estudiado lo mismo que yo y creo que están bastante contentas por todo en general. ¿Abandonar uno de mis sueños sería la solución? No. Quiero volver a Nueva York y, en vez de pasar por delante de Condé Nast y soñar con entrar, entrar de verdad y esta vez para quedarme.

¿Habéis pasado alguna vez por algo parecido? Si me seguís desde hace tiempo sabréis que este año también tuve algunos problemas con un grupo de chicas, así que también os dejo el enlace a mi entrada sobre el BLOGGERISMO.

P.D.: Perdón por todo lo que os acabo de soltar aquí en un momento, pero este es el sitio en el que más puedo ser yo misma y en el que sé que nadie puede juzgarme. 

Sígueme en / Follow me on:

XOXO

1 comentario:

  1. Yo tuve el mismo problema con un profesor... Me cogió manía desde el primer día y llegó incluso a no querer verme en tutorías y a suspenderme un examen...

    Hay gente así de amargada en la vida, por H o por B tienen problemas y los enfocan en alguien que ven inseguro o débil en un cierto momento y listo. No le des más vueltas porque no hay más...

    Yo también puse reclamación y no me hicieron caso, la universidad si no te quejas a lo grande no te hacen ningún caso (y con a lo grande me refiero que vayan 20 compañeros más contigo a reclamar lo mismo).

    Sé por lo que estás pasando, y te digo que lo mejor es que cuanto menos le eches en cuenta lo que te diga mejor... Al fin y al cabo que tú te hundas sólo es una satisfacción para esa persona, y no estamos para dar satisfacciones a ese precio porque merecemos mucho mejor trato ;)

    Un besote enorme cielo, ya sabes que me tienes aquí (aunque ande bastante lejillos) para lo que sea =)

    ResponderEliminar